Los Mejores Cortafiambres

¿Estas buscando un cortafiambres? No nos sorprende, son perfectos para cortar todo tipo de alimentos, quesos, fiambre, carnes, pan o verduras. Ahorrarás comprando el embutido y el queso en piezas enteras y con el cortafiambres podrás cortarlos cómodamente en casa.

¿Qué Máquina Cortafiambres comprar?

Antes de lanzarte a comprar una máquina cortafiambres, para acertar y no gastarte más dinero del necesario, tendrás que definir para qué la vas a usar principalmente: fiambres y embutidos, pan, alimentos congelados… Según el uso que le quieras dar tendrás que fijarte en la regulación de grosor de la máquina, su precisión y su potencia para poder cortar alimentos más duros.

También deberías considerar la calidad del cortafiambres y sus materiales. Es imprescindible que la cuchilla sea de acero inoxidable, pero ¿y el resto de componentes de la máquina? Hay modelos de plástico, de aluminio, o mezcla de ambos.

La calidad de una máquina cortafiambres se percibirá en los resultados de tus cortes. Encuentra el cortafiambres que se adapte al grosor elegido, que no destroce la pieza y en la cual el manejo y la limpieza sean sencillos. No debemos olvidar el componente seguridad que en los cortafiambres es tan importante. Necesitas una máquina que tenga la base adherente, sea muy estable y tenga protección para los dedos.

Estas son las máquinas cortafiambres que creemos que merecen estar en nuestra comparativa de los 5 mejores cortafiambres.

5. Bomann MA 451

Esta máquina cortafiambres de la marca Bomann abre nuestra clasificación como aparato de uso doméstico. Es una máquina con una cuchilla de 19 centímetros de diámetro de acero inoxidable y con hoja dentada. Tiene una potencia de 150 W y la posibilidad de regular el corte entre 1 y 15 milímetros de grosor. No es una máquina precisa, no te servirá para cortes finos o muy delicados.

La máquina incorpora un protector para las manos y cuatro patas con ventosas adherentes. Está hecha de plástico con algunas piezas de metal para un mayor refuerzo. Es un cortafiambres doméstico que permitirá que cortes jamón, embutido y quesos. No esperes un aparato profesional, no se recomienda que esté encendida de forma continua más de tres o cuatro minutos. Por el precio que tiene, no se le puede pedir mucho más.

Ventajas

  • Por un precio muy ajustado tienes un cortafiambres en casa.
  • Una máquina segura gracias a las ventosas y su protector de manos.

Desventajas

  • No puede estar más de 3 o 4 minutos encendida, se recalienta.
  • Es un poco ruidosa.
  • Es de plástico.
  • La cuchilla no es precisa ni tiene mucha fuerza.

4. Clatronic MA 3585

Esta segunda máquina cortafiambres cuenta con unas características similares a la primera opción que acabamos de ver. Tiene una potencia de 150 W y un disco de corte de 19 centímetros de hoja dentada. El cuerpo del cortafiambres es de acero inoxidable y a este se le añaden piezas de plástico.

Como medida de seguridad, las patas tienen ventosas antideslizantes que impiden el movimiento de la máquina mientras está en uso. Además incluyen un protector de manos para que el riesgo sea mínimo.

Es una máquina sencilla que no tiene mucha fuerza para cortar alimentos duros, pero que será suficiente para el uso cotidiano cortando embutidos y quesos en casa.

Ventajas

  • Una máquina segura gracias a sus medidas de seguridad.
  • Una buena opción para un uso doméstico.
  • Construccion más sólida que la anterior.

Desventajas

  • Algunos alimentos duros se le resisten.
  • Mejor no tenerla mucho tiempo encendida para evitar que se caliente.

#3 – Severin AS 3915

Con esta máquina de la marca Severin damos un pequeño salto cualitativo. Es más potente, de 180 W de potencia y un poco más grande que los modelos anteriores con unas medidas de 38,2 x25 x 27,6 centímetros. La carcasa de la máquina es de metal y viene con dos cuchillas metálicas de acero inoxidable, una lisa y otra dentada para que puedas intercambiarlas según lo que vayas a cortar. Podrás regular el grosor del corte entre 1 y 15 milímetros.

Su base lleva ventosas para una mayor estabilidad e incorpora un protector de dedos de plástico. Tiene una buena relación calidad precio, pero sigue siendo un cortafiambres doméstico, por lo que no podrás usarlo mucho tiempo seguido y no esperes una precisión de charcutería.

Ventajas

  • Carcasa de metal, más duradera y resistente.
  • Más potencia que otros modelos.
  • Dos cuchillas intercambiables con distinto filo.

Desventajas

  • No es muy precisa.
  • Se recalienta si la tienes mucho tiempo encendida.

#2 – Ritter E16

Este cortafiambres de la marca Ritter es un modelo con un motor ECO, que te permitirá ahorrar en la factura de la luz. No es que el consumo de un cortafiambres sea muy elevado, pero valoramos positivamente tenerlo en cuenta. El cuerpo está hecho de aluminio con algunas piezas de plástico. El disco de corte tiene una hoja dentada de 17 centímetros de diámetro, es algo más pequeño que los otros modelos que hemos visto hasta el momento.

El modelo incorpora una bandeja que recoge los cortes recién hechos y un protector de dedos para cortar con total seguridad. Podrás regular el corte hasta un máximo de 20 milímetros. La única desventaja que le vemos es que es un modelo muy ligero y con cortes de productos duros, no es 100% estable, se mueve ligeramente.

Ventajas

  • Bandeja que recoge los cortes.
  • Tarda más en calentarse por lo que podrás usarlo durante más tiempo.
  • Construido principalmente de aluminio, más resistente.
  • Motor ECO que ahorra energía.
  • Más grosor de corte, hasta 20 milímetros.

Desventajas

  • Es un modelo ligero que se mueve un poco cuando se cortan productos más duros.
  • La cuchilla dentada es de 17 centímetros, ligeramente más pequeña.

#1 – RGV LUXOR 20

¡Llegamos a la reina de las máquinas cortafiambres! Es un modelo cuasiprofesional, podrás usarlo en casa y también es perfecta para tu negocio. Ten en cuenta que no es una máquina profesional de charcutería, no es apta para cortar de forma continua. En la ficha del producto podrás elegir entre varios colores y tamaños distintos del disco para tener un cortafiambres que se adapte perfectamente a tus necesidades.

Tiene una potencia de 110 W y toda la carcasa de la máquina es de aluminio. El corte se regula hasta 15 milímetros y la máquina es más grande que los modelos anteriores, la cuchilla mide 20 centímetros de diámetro.

El modelo que más nos gusta (y que puedes elegir desde el mismo enlace) es en realidad la RGV Special Edition 25 que cuenta con 140 W y una cuchilla de 25 centímetros de diámetro. Es algo más cara que la Luxor 20 por lo que entendemos que ya va destinada a un usuario más profesional dispuesto a invertir en semejante máquina.

Es un modelo seguro que dispone de una tapa protectora y patas antideslizantes.

Ventajas

  • Un cortafiabres de una gama superior.
  • Modelos y tamaños a elegir para adaptarse a la perfección a cada usuario.
  • Toda la carcasa es de aluminio y muy robusta.
  • La cuchilla es más grande, de 20 centímetros de diámetro.
  • Si estás dispuesto a invertir más, puede llegar a 25 cm y 140 W.

Desventajas

  • Es más cara que las otras.